barbacoa-cerdo

Tu barbacoa perfecta

Llega el buen tiempo y no hay nada mejor que un día de barbacoa con la familia y los amigos. Dominar una barbacoa no es fácil pero siguiendo nuestros consejos quedarán todos tus invitados encantados.  

¿Barbacoa o parrilla?

Una barbacoa debe tener tapa, y se puede usar como horno, y una parrilla es lo que a menudo llamamos barbacoa, la rejilla sin tapa. La barbacoa de obra es verdaderamente una parrilla, ya que no tiene tapa para cerrarla.

La superficie dónde se cocina, la parrilla, puede variar en forma, diámetros y materiales. Pueden ser de hierro redondo, es más fácil de limpiar ya que todos los restos caen al fuego y se consumen, aunque generan bastante humo. El hierro en ángulo aguanta la grasa y evita ese humo constante, evitando que la comida sepa demasiado a humo. Nosotros optamos por hierro en ángulo de al menos 2 cm. por ángulo, siendo el ancho total de 4 cm. por cada barra.

¿Qué carbón usar?

El combustible ideal es la leña, pero su sustituto puede ser el carbón vegetal de encina, además es muy fácil de obtener en cualquier comercio, pero no todos son iguales.
Merece la pena perder un poquito de tiempo en buscar un buen carbón para evitar desesperarse a la hora de encender y mantener las brasas. El carbón de encina es la mejor opción. Mayor calidad quiere decir mayor duración de encendido. También un carbón de mejor calidad, da un mejor sabor a la comida que se cocine. Un buen carbón tendrá mayor poder calorífico con lo que cocinará mejor los alimentos evitando que se cuezan en vez de asarse.

El carbón es leña carbonizada por lo que podríamos sustituirla por leña, que tardaría más en crear los rescoldos. Podemos añadir hierbas aromáticas o cáscara de cítricos siempre en los últimos minutos del cocinado para dar un pequeño toque a nuestra carne.

¿Cómo encender el fuego?

Para encender el fuego podemos usar encendedores eléctricos como sopletes u otros. Otra opción más lenta pero también aconsejable son astillas de madera y piñas, para después añadir el carbón poco a poco. No aconsejamos usar alcohol u otros líquidos inflamables, dado que puede ser muy peligroso. Las pastillas son muy útiles y rápidas pero pueden dejar algo de sabor a queroseno en la comida, aunque si  se encienden las brasas con bastante antelación no debe quedar sabor en la comida.

¿Cuando están las brasas en su punto?

Las brasas están en su punto cuando el carbón a pasado a un color gris. Un pequeño truco es colocar las manos sobre la parrilla a unos 10 centímetros, y si puedes aguantar más de 7 segundos, las brasas no están listas o se están apagando.

A partir de aquí seguimos en el próximo capítulo.