maridaje-cerdo-ibérico

El mejor vino para cada corte de cerdo ibérico Discarmontes

El maridaje de vinos en el cerdo ibérico es un proceso de selección que puede mejorar consistentemente la experiencia gastronómica en la degustación de este tipo de carne enriqueciendo la estimulación sensorial de acompañamiento al incrementar el sabor y la intensidad de los aromas.

El secreto de un buen maridaje para la carne de cerdo ibérico

 

Aunque el maridaje no es exclusivo del vino, éste se encuentra entre las primeras opciones de acompañamiento para cualquier corte de cerdo ibérico por el éxito obtenido de esta combinación en la historia de la gastronomía hispánica.

Las últimas innovaciones gastronómicas han ampliado durante los últimos años las posibilidades de experimentación abarcando otras clases de vinos que anteriormente no estaban considerados en el maridaje de vinos del cerdo ibérico como los vinos dulces, afrutados e incluso blancos, pues tradicionalmente se ha apostado casi unilateralmente por los vinos tintos gran reserva o crianza para el acompañamiento de este tipo de carne.

¿Cuál es la elección correcta en el maridaje del cerdo ibérico?

 

Teniendo esto en cuenta cabría plantearse si existe una elección correcta que pudiera adoptarse universalmente como el vino ideal que acompañe al cerdo ibérico como ingredientes indivisibles de una misma receta, pero lo cierto es que no es así. Pues además de contemplar las propiedades de la carne de cerdo ibérico, así como su sabor y textura, también deberían considerarse los distintos tipos de corte y su preparación gastronómica que interfieren en el producto original. Es por ello que hoy os presentamos una selección de vinos para el maridaje del cerdo ibérico.
Maridaje a la carta, un vino para cada corte del cerdo ibérico

El maridaje de vino para la carne de cerdo ibérico es una de las muchas maravillas que componen nuestra gastronomía, pues permite llevar la experiencia de la degustación de la carne a otro nivel. Pero como apuntamos anteriormente, deben considerarse muchos factores que intervienen en el proceso como el tipo de corte del cerdo ibérico, así como los ingredientes involucrados en la receta que alteran su composición y sabor.

Maridaje de vino para el secreto ibérico

 

El secreto ibérico es uno de los cortes de cerdo ibérico más demandados y admite un amplio abanico de recetas que satisfacen hasta los paladares más exigentes. Una elección acertada para maridar este corte podría liderarla casi cualquier rioja de sabor e intensidad media, pues el secreto es una carne magra con un buen aporte de grasa que proporcionan los sabores y olor a madera característicos de la fusión con el vino y por lo tanto, éste no debería superar su intensidad independientemente de su acompañamiento y punto de cocción.

Maridaje de vino para el abanico ibérico

 

El abanico es quizás uno de los grandes desconocidos dentro de los cortes del cerdo ibérico y por ello cabría esperar un mayor espacio para la innovación gastronómica y el maridaje de vinos que acompañe a esta receta que en los cortes de mayor demanda. El abanico es un corte de ibérico que se adapta a todo tipo de recetas por ser una carne muy tierna que por su infiltración de grasa presenta esa jugosidad tan característica y que admite casi cualquier guarnición.

Para este corte hemos elegido un oloroso como vino de maridaje para complementar este delicado corte de cerdo ibérico que aportará ese plus a la degustación de un plato con denominación de origen.

Maridaje de vino para la carrillada ibérica

La carrillada ibérica es el corte más versátil del cerdo ibérico utilizada comúnmente en una amplia variedad de platos y recetas, desde menús completos hasta tapas variadas y por lo tanto, su maridaaje también admitiría varias combinaciones posibles.

Para este caso nos hemos decantado por un vino blanco riojano con denominación de origen, un chardonay e incluso un cava dependiendo de la ocasión, al tratarse de una carne con una textura ligera y un sabor ligeramente dulce que se adapta a cualquier preparación.

 

Maridaje de vino para el lagarto ibérico

 

El lagarto es uno de los cortes más apreciados y demandados entre los amantes del cerdo ibérico. Aunque podrían catalogarse infinitas formas de cocinar el lagarto ibérico, la elección predominante para disfrutar de este corte de carne magra es la parrilla vuelta y vuelta con un toque de sal o especias aromáticas. Para degustar este plato hemos elegido un jerez que armonizará a la perfección por su aroma suave y sabor ligeramente salino sin restar protagonismo a la carne.

 

Maridaje de vino para las costillas ibéricas

 

La costilla ibérica es un corte tradicional y versátil utilizado en una amplia variedad de recetas gastronómicas. El vino elegido como maridaje igualmente admitiría una gran variedad de combinaciones posibles, aunque en esta ocasión nos hemos decantado por un Merlot, una variedad del tinto fina y suave, rica en aromas afrutados que casará bien con cualquier combinación.

 

Maridaje de vino para el lomo y el solomillo ibérico

 

Tanto el lomo como el solomillo ibérico se extraen del espinazo del animal, mientras que el lomo presenta una mayor infiltración de grasa, el solomillo incluye una mayor aportación de carne magra que mantiene su jugosidad y sabor mediante las hebras infiltradas. Culinariamente, tanto el lomo como el solomillo ibérico se utilizan en la preparación de un gran número de platos y recetas con sabor “made in spain”. El lomo por su parte se escoge como ingrediente principal para muchos platos y tapas variadas, mientras que el solomillo, compone el ingrediente estrella de los platos gourmets.

Para acompañar el maridaje del lomo ibérico proponemos un vino tempranillo que enriquecerá cualquier receta con su amplia variedad de matices y aromas. Mientras que para el maridaje del solomillo, cualquier vino de categoría gran reserva validará esta elección para la degustación de este plato.

 

Maridaje de vino para la presa y la pluma ibérica

 

Tanto la presa como la pluma ibérica son dos cortes ampliamente demandados en la gastronomía por su escaso porcentaje de grasa. Mientras la pluma se extrae de la cinta de lomo,la presa ibérica presenta un mayor aporte de grasa intramuscular y se extrae del cabecero del lomo.

Ambos cortes pueden ser complementados perfectamente con un cabernet sauvignon para profundizar en la contundencia del sabor que aportan estas carnes a cualquier combinación gastronómica.