Carne de cerdo ibérico congelada, tu mejor opción de compra

¿Cuántas veces has congelado carne de cerdo ibérico después de comprarla fresca?

Congelar un producto es algo muy común en todos los hogares. Es evidente que en muchas ocasiones has decidido congelar lo que has comprado, ya sea porque has adquirido un exceso de productos o has empezado a comer unas piezas de cerdo ibérico y has congelado lo que te ha sobrado. Solemos hacerlo para mantener el producto en condiciones óptimas y poder consumirlo unos días después sin que el producto pierda calidad.

En Discarmontes queremos hacerte entender por que es más apropiado comprar carne de cerdo ibérico ultracongelada Discarmontes que fresca, ya que por norma general no nos gusta comprar carne congelada.

La carne de cerdo ibérico Discarmontes ultracongelada es diferente al resto de carnes congeladas

Lo primero que debes conocer es la diferencia entre la carne de cerdo ibérico Discarmontes ultracongelada y el resto de carnes congeladas.

La carne de cerdo ibérico fresca, tiene unas cualidades muy específicas debido a sus grasas, por lo que si tardamos en congelar el producto fresco, se va degradando con el paso del tiempo y va perdiendo calidad y frescura con lo que vamos acortando su vida de consumo.

Cualquier carnicería o productor, después de realizar la matanza del cerdo, refrigera la carne y sigue un proceso de envasado que, como mínimo, lleva un proceso de varios días hasta llegar a manos del cliente. Días donde el producto se ha ido degradando en el tiempo, perdiendo frescura y días de consumo óptimo.

En cambio, en Discarmontes congelamos la carne del cerdo nada más ser sacrificado el animal, con ello paramos la vida de la carne de inmediato, de esta manera todas sus propiedades se mantienen intactas. Con nuestro proceso conseguimos un resultado óptimo en el mantenimiento de las propiedades nutricionales y organolépticas del producto ya que una vez que el cerdo es sacrificado, lo refrigeramos a temperatura 0º para ser envasado al vacío posteriormente y ultracongelado express a -40º. Todo este proceso es realizado en cuestión de muy pocas horas.

Con todo esto, la carne de cerdo ibérico Discarmontes ultracongelada, tiene más días de consumo una vez descongelada y mayor calidad debido a la ultracongelación express a -40º

Aunque existen diferentes maneras de llevar a cabo este proceso, en Discarmontes lo realizamos con ultracongelación express a -40º C, una temperatura que mantiene intacta la estructura natural de la carne y de la que podrás disfrutar de todo su sabor. Otro de los aspectos que dan seguridad a nuestros productos es el envasado al vacío ya que de esta manera se impide que pueda entrar cualquier bacteria o microorganismo que pueda afectar a la carne.

¿Qué ventajas tiene la carne de cerdo ibérico Discarmontes con ultracongelación express a -40º?

Al congelar la carne no solamente ganamos en seguridad e higiene. Existen otras muchas propiedades que enriquecen el producto para su posterior consumo.

La congelación permite que se mantengan los nutrientes y valores esenciales del producto. Si es ultracongelación express a -40º la estructura natural de la carne se mantiene intacta y así todas sus propiedades de una forma más idónea.

Además los alimentos congelados están a salvo de numerosas bacterias y microorganismos. Esto se debe a que las bajas temperaturas eliminan la materia que degrada el producto. Hay bacterias que a -10º no mueren, en cambio a -40º todos son eliminados dejando el producto totalmente libre de posibles bacterias.

Si crees que al descongelarlo se pierden algunos valores de la carne de cerdo ibérico, no es cierto, si se ha mantenido correctamente la cadena de frío, desde la matanza del animal, la carne mantendrá todas sus cualidades aromáticas, de sabor, color, apariencia y textura, logrando que nuestro paladar disfrute del sabor de cada pieza.

No debes de preocuparte por el tiempo, los productos pueden durar congelados todo el año, dándote una mayor comodidad para disponer de ellos cuando prefieras además de que puedes mantener otros que no sean de cada temporada.

La descongelación

Lo primero de todo es que debes de ser previsor con lo que vayas a consumir para evitar una merma del producto. Dejar la carne fuera del frigorífico para que se descongele con la temperatura ambiente no es el método más seguro como tampoco lo es usar el microondas.

Lo más apropiado es sacar del congelador y colocar en el refrigerador el día antes, para que durante esas 24-48 horas previas a su consumo se vaya descongelando lentamente. Una vez descongelada, sacar del refrigerador un par de horas antes de su consumo para que coja temperatura ambiente antes de poner en el fuego.